Hoy en día, ya no contamos con los suficientes recursos naturales en nuestro planeta para mantener el nivel de vida que estamos llevando. En 1960, necesitábamos aproximadamente medio planeta para satisfacer nuestras necesidades. Para el año 2000, ya habíamos excedido esa cifra, requiriendo más del 133% del planeta para compensar la vida de los seres humanos. Es entonces cuando se empieza a visualizar la importancia de la sustentabilidad como base de toda civilización.

De acuerdo con el Informe Bruntland publicado en 1987, como parte de la Comisión Mundial de Medio Ambiente y Desarrollo de Naciones Unidas, la sustentabilidad se define como la acción de “satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las generaciones del futuro para atender sus propias necesidades”. Es importante recalcar que dicho informe se refería particularmente a los recursos naturales. Siguiendo esa línea, en la siguiente figura se muestran los tres pilares de la sustentabilidad de acuerdo a la definición de la Organización de Naciones Unidas:pilares